domingo, 2 de agosto de 2009

Reflexión sobre el sexo

Reflexión sobre el sexo

Es cierto que hoy día legalmente tanto hombre como mujer son iguales, ahora en cuestiones más existenciales y de tipo social, hay un abismo de matices de luchas intestinas entre ambos sexos por la dominación de ciertos campos de acción, así como también la inconsciente necesidad de sumisión de un sexo al otro.
Teniendo esto como base material de mi hipótesis agregaría que el sexo no escapa a esta cuestión de luchas endógenas entre sexos por la dominación de esta práctica (entiéndase luchas dentro del contexto de la competencia entre sexos únicamente).
ahora bien, las relaciones sexuales están determinadas y normalizadas por el inconsciente propio de la tradición de las sociedades, lo que hace de todo aquello que escape a esas "normas" consuetudinarias se transforme en tabú, aunque no suponga nada anormal mas que romper con los cánones.
y el sexo anal ha sido siempre un llamado a la trasgresión en muchas culturas. Fuertemente influenciado por las creencias religiosas esta práctica ha sido considerada tabú públicamente, desde hace siglos.
Hoy los tiempos que corren son otros, hoy las sociedades se dedican a romper con muchos de estos dogmas para entregarse por completa a la trasgresión y a la experimentación de fenómenos nuevos, pero eso no quita que la tradición no siga haciendo de contra peso. Todo parte de lo particular, la relación sexual misma y se expande hacia general, a saber, la sociedad.
Como corolario sostengo que el sexo anal se nos presenta como esa meta a transgredir en el plano social y cultural y como esa herramienta para mantener la dialéctica de las "luchas" entre sexos por la dominación en este plano, dialéctica que permite el avance a formas mas complejas y desarrolladas del sexo como medio de producción y reproducción de las sociedades, así como un medio de placer para las mismas.[1]



[1] Reflexión tomada de un foro en Facebook en el cual escribí esto.